En la lactancia, es imprescindible limpiar la boca del neonato, al menos, una vez al día. No se debe utilizar un cepillo dental (ni siquiera de cerdas blandas) si aún no han erupcionado las primeras piezas dentales. El procedimiento es muy sencillo: con una gasa húmeda y movimientos circulares se deben retirar de las encías [...]