El estrés es una de las enfermedades más comunes hoy en día. La acumulación de tensión y ansiedad provocada por los constantes cambios y horarios imposibles favorece la aparición de patologías físicas y mentales.