El bruxismo es el hábito involuntario de apretar y rechinar los dientes, que con el paso del tiempo provoca el desgaste de las piezas dentales.

Suele desencadenarse durante las horas de sueño y, aunque se haga de manera inconsciente, provoca daños sobre las estructuras dentarias y la articulación de la mandíbula.

Desde Clínica Dental Inés Iglesias te ayudamos a tratar esta patología oral y te explicamos cuáles son los síntomas y qué diferentes tipos de bruxismo existen.

¿Cuáles son los síntomas del bruxismo?

Entre los signos más comunes de esta patología oral encontramos los siguientes:

  • Cansancio de los músculos de la masticación, debido a la hiperactividad que se produce en ellos.
  • Desgaste y sensibilidad en los dientes: provoca la fracturación del esmalte dentario.
  • Dolor de hombros, cuello y cabeza, pudiendo inflamarse también las articulaciones de las sienes y la nuca, generando contracturas.
  • Insomnio: en ocasiones, el bruxismo es tan fuerte que interfiere en los patrones de sueño de la persona que lo padece.

¿Qué tipos de bruxismo existen?

Existen cinco tipos diferentes de bruxismo:

  1. De apretamiento: se produce al apretar los dientes en una posición determinada mientras hay contracción muscular. En este caso, no se produce un desgaste de la dentición.
  2. De frotamiento: la persona que lo padece fricciona los dientes, produciendo una contracción y relajamiento de los músculos de manera alternada. Este tipo de bruxismo sí produce un desg