Todo el mundo es consciente, o debería serlo, de que el tabaco es un producto dañino para la boca. Fumar tiene consecuencias negativas en la sonrisa a corto y largo plazo. Si no las conoces, desde nuestro centro de odontología en Santander te damos toda la información al respecto para que elimines este desaconsejable hábito cuanto antes.

¿Qué ocurre en la boca de un fumador?

Los efectos del tabaco en la boca son muy visibles y peligrosos. Para empezar, los dientes se vuelven de una tonalidad amarillenta a causa de los componentes de los cigarros. El desarrollo de halitosis es muy común entre los fumadores, y los sabores y los olores se perciben mucho peor.

Pero estas no son las peores consecuencias. El tabaco es una de las principales causas de la gingivitis y la periodontitis, lo que puede conllevar a la pérdida de piezas dentales. También afecta a la colocación de implantes dentales y a otros tratamientos, e incluso favorece la aparición de cáncer oral.

¿Y al dejar de fumar?

Una vez que se ´deja el tabaco por completo, la salud bucodental mejora de forma exponencial. Especialmente al ponerse en manos de un odontólogo profesional de nuestra clínica dental de Santander. Por ejemplo, un tratamiento blanqueante eliminará las manchas de los dientes, sin que vuelvan a aparecer.

Además, los posibles tratamientos c