Con las bajas temperaturas nuestra sonrisa puede resentirse. El cambio estacional y la climatología propia de estos meses afectan de manera muy concreta a nuestra salud oral. Por ello, en la Clínica Dental Iglesias de Santander te explicamos cómo prevenir los posibles daños en cinco consejos que te vendrán de maravilla para sonreírle al invierno. ¡Toma nota!

1. Evita los cambios bruscos de temperatura. Sin duda, el paso inmediato de ambientes gélidos a ambientes cálidos es una de las constantes de la época invernal. El contraste entre las estancias con calefacción y el frío del exterior pueden acentuar la sensibilidad dental y dañar nuestro esmalte. Lo mismo sucede con las oscilaciones bruscas en el interior de nuestra boca. Así que cuidado con las tentadoras bebidas muy calientes para paliar el frío. Una temperatura excesiva puede afectar nuestra salud oral.

2. Hidrata bien tus labios. Los labios cuarteados son propios de esta época. Y es que, siendo un área sensible de nuestra boca, los cambios climatológicos pasan factura fácilmente. Aplica durante el día un bálsamo labial para proteger tus labios del frío y evitar el efecto de una sonrisa agrietada.

3. Optimiza tu salud oral. Sabemos que la cuidas todo el año, pero en estaciones como el invierno es aconsejable intensificar los cuidados de tu boca. Mantén tus tres cepillados diarios, enjuágate con flúor y apuesta por el hilo dental para el acceso a las zonas más difíciles.

4. Consume alimentos ricos en vitamina C. Este clásico para aumentar nuestras defensas, nos ayudará a evitar muchas enfermedades estacionales y a reforzar nuestra salud al completo.

5. Previene. La mejor garantía de una buena salud oral en una época propensa a incrementar la sensibilidad dental como el inverno es una buena prevención. Por eso, ante cualquier po