La caries infantil en Santander es uno de los principales problemas que aparecen en la cavidad oral de los más pequeños, ya que sus dientes son más débiles y propensos a sufrir estas afecciones bucodentales.

Aunque se pueda pensar que no es un problema tan relevante cuando ocurre en los dientes de leche, lo cierto es que una caries a una edad temprana puede desembocar en otras patologías cuando erupcione la dentición adulta del niño.

Consejos para evitar la caries en los pequeños de la familia

Limitar el consumo de alimentos azucarados

Los alimentos azucarados tienen un efecto nocivo en el esmalte de los dientes, y pueden causar caries con relativa facilidad. Desde nuestra clínica dental en Santander te recomendamos limitar su consumo en niños, especialmente en productos como chucherías y golosinas, que tampoco tienen un valor nutricional adecuado.

Beber mucha agua y leche

En lugar de tomar zumos de frutas con azúcares y ácidos dañinos para los dientes, es mucho mejor que los niños beban mucha agua y leche. Además de estar bien hidratados, el calcio de la leche ayudará a reforzar los dientes y a que sean más resistentes frente a las agresiones externas.

Adquirir hábitos de higiene bucodental adecuados

Es fundamental también que los niños adquieran hábitos de higiene desde pequeños, y que sean capaces de llevarlos a cabo por sí mismos. Cepillarse los dientes con un dentífrico con flúor después de las comidas y aprender a utilizar el hilo dental y un colutorio son pautas básicas que ayudarán a evitar la aparición de caries.

Acudir al odontólogo en Santander

Finalmente, los padres deben encargarse de que los niños acudan a las revisiones pertinentes al dentista. De esta forma, se podrá prevenir cualquier problema además de la caries, o solucionarlo antes de que sea demasiado grav